Menu

La nefasta época dorada de los: “leperos”, “mal hablados”, “abusivos” “prepotentes”, “lengua largas” y “perdona vidas” en el Ayuntamiento de Coatzacoalcos, llegó a su fin (De Politicas)

 Un ejemplo de “prepotencia”, al máximo nivel, fue Jaime Martínez Webb, ex director del Agua Potable en Coatzacoalcos. A la dependencia llega Hildeliza Díaz Calafell, mujer integra y trabajadora. En la CMAS porteña termino la “pesadilla”. Ahora, con la ex jefa de Hacienda del Estado, vienen tiempos de “estabilidad” y armonía. En el gobierno municipal de Coatza, ya no deben de existir los “Martínez” y los “Cortes”. Todo mundo debe de ser como Amado: humilde, centrado y sereno



Si algo no se debe de practicar o hacer en el “oficio político” o en la “función pública”, es ser: prepotente, grosero, abusivo, “lengua larga” y “perdona vidas”. ¿Por qué muchos de los ex funcionarios municipales que estuvieron en el Ayuntamiento de Coatzacoalcos 2018-2021, no “repitieron” o fueron “invitados” a colaborar en el actual gobierno municipal?, por una simple y sencilla razón, porque nunca entendieron que al Presidente Municipal, se le respeta y que nunca se le rebaza. Muchos hombres y mujeres que tuvieron importantes cargos en el pasado Ayuntamiento porteño, tuvieron la fea “maña” y costumbre que ellos podrían “hacer y deshacer” por el simple hecho que eran “recomendados” por sus “padrinos políticos”, y lo anterior significa que les valía “mandarina” darle su lugar a la primera autoridad municipal. Para evitar que estas “situaciones políticas” se volvieran a repetir en Coatzacoalcos, pues hoy el gobierno municipal cuenta con nuevos elementos que tienen algo en común, en efecto, todos ellos saben que el jefe es Amado Cruz Malpica. Los poquitos funcionarios municipales que “repitieron”, los cuales no llegan ni a cinco personas, fueron “invitados” por una simple y sencilla razón, todos ellos demostraron que si trabajaron por el bien de la comunidad, pero sobre todo que “no se pasaron de galletas” en su actuar personal y político. Un gran ejemplo de no “invitar” a un ser humano a ser funcionario público, es don Jaime Martínez Webb, ex director del Agua Potable en Coatzacoalcos. Jaime no se distinguió por ser un “ejecutivo”, primero estatal, y luego municipal, ejemplar, ¡claro que no!, el hombre alcanzó la fama por su “prepotencia”, “abuso de autoridad” y “mentadas de madre”. Ese feo carácter, hoy tienen a Jaime fuera de la “Función Pública”. En cambio, la nueva titular del Agua Potable en Coatzacoalcos, y aquí hablamos de Hildeliza Díaz Calafell, en los años que estuvo como titular de la Oficina de Hacienda del Estado, se caracterizó, por su trato amable, siempre tratando de resolverle los problemas a los contribuyentes que llegaban a pagar sus impuestos a la oficina de Hacienda. Con la llegada de Hildeliza al Agua Potable, se garantiza la “estabilidad” y la “armonía” en la dependencia municipal. Para comenzar, y que esto se escuche lejos, los empleados, tanto sindicalizados, como de “confianza”, tendrán una paz 100% garantizada, pues ya no existirá el “ogro” que a cada rato los pisoteaba y los trataba como perros. Los tiempos de los “malos tratos” llegaron a su fin en el Agua Potable de Coatzacoalcos. ¡Señores!, ¿A dónde queremos llegar con el presente comentario?, a un solo punto?, que los nuevos funcionarios municipales que acaban de tomar protesta en el gobierno de Amado Cruz Malpica, nunca deben de ser como lo fue Jaime Martínez. En ese espejo se deben de reflejar los nuevos “burócratas de confianza”. Nunca más a las aptitudes groseras como las del señor Martínez. Los nuevos inquilinos del Palacio Municipal, tendrán que ser “humildes” y “sencillos”, donde la: prepotencia, abuso de autoridad y las poses de “perdona vidas”, no deben de estar en su actuar diario. Los nuevos empleados de confianza, tendrán que ser igualitos que Amado Cruz Malpica, y aquí hablamos de un ser humano que es: humilde, centrado, responsable, profesional, objetivo y nunca mal hablado
En Coatzacoalcos, los tiempos de los “prepotentes” y “abusivos”, con el nuevo gobierno municipal, han llegado a su fin. Ya nunca más al interior del Ayuntamiento de Coatzacoalcos a los: “leperos”, “mal hablados”, “abusivos” “acosadores”, “lengua largas” y “perdona vidas”. Fin del comunicado. (Artículo escrito por Federico Lagunes Peña. Coatzacoalcos, Ver. Tel: 9211353044)

Compártelo:

Categorías relacionadas:

Salud

Anuncio

Educación

Visitantes