Menu

Emite IMSS Veracruz Sur recomendaciones alimenticias saludables para regreso a clases


 

• Ofrecer un desayuno balanceado para proporcionar energía al cerebro.
• Dormir mínimo entre 7 y 8 horas durante la noche para tener un sueño reparador. 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Sur emite recomendaciones a los padres, madre de familia o tutores para que aprovechen el regreso a clases y fomenten en sus hijos hábitos alimenticios saludables que reduzcan el riesgo de padecer enfermedades. 

El encargado de la Coordinación Delegacional de Nutrición, Jesús Antonio Pardo Nolasco, aseguró que normalmente durante el periodo vacacional, las niñas y los niños incrementan el consumo de comida chatarra  y pasan la mayor parte de su tiempo frente a la televisión, computadora, tableta o teléfono celular, dejando de lado todo tipo de actividad física.
En ese sentido, el especialista explicó que el regreso a clases es una oportunidad para fomentar los buenos hábitos alimenticios y la actividad física.  

Como ejemplo, dijo, un refrigerio escolar ideal contiene: una porción de fruta (manzana o pera mediana o media taza de cualquier otra fruta picada), 100 gramos de verdura, una rebanada de pan con otra de queso, jamón de pavo o atún (proteína) y agua simple, lo que es fundamental para evitar el consumo de azúcar en jugos o refrescos que generan un sobrepeso.

El nutriólogo sugirió que los padres, madres o tutores permitan que los menores participen en la selección de la fruta o la verdura que comerán, porque así generan su propia dieta y se desarrollan y consolidan hábitos alimentarios saludables.

“Podemos empezar por ofrecerles un desayuno balanceado y hacerles una lonchera saludable ya que el lapso que transcurre entre el desayuno y la comida es muy largo y las niñas y niños necesitan comer alimentos que les proporcionen energía tanto a su cerebro como a su cuerpo”, aseguró.  

Detalló que el propósito del refrigerio escolar (o lonche) es abastecer las calorías, vitaminas, minerales, proteínas, energía e hidratación que niños y jóvenes necesitan para un buen desempeño en las aulas.

Pardo Nolasco recordó que otro factor importante a considerar es el sueño, ya que durante las vacaciones este también sufre un descontrol, por lo que recomendó que previo al regreso a clases se debe realizar una rutina ayudar al cuerpo a prepararse para dormir, “es como irle avisando que llegó la hora de cerrar todo, lavarse los dientes, hacer una rutina de meditación”.

Subrayó que los niños en etapa escolar deben dormir por la noche entre siete y nueve horas, porque ello les permite mantener un estilo de vida saludable, así como evitar problemas de sueño y descanso al recuperar la rutina en el regreso a clases.

“Conciliar un sueño reparador ya que aumenta en los infantes la capacidad intelectual y física, además produce relajación muscular y se libera la tensión acumulada durante el día”, explicó.

Por último, mencionó la importancia de mantener las medidas higiénicas de lavado constante de manos, uso correcto de cubrebocas (tapando nariz y boca), mantener la sana distancia y estornudo de etiqueta, para reducir el riesgo de contraer enfermedades respiratorias.    


-----oo00oo-----

Compártelo:

Categorías relacionadas:

Salud

Anuncio

Educación

Visitantes