Menu

Develan placa y calle con el nombre de Hipólito Reyes Larios en Orizaba


 Con motivo de su primer aniversario luctuoso, el callejón del Edificio Real recibió a partir de este lunes el nombre de "Hipólito Reyes Larios", además de develarse una placa conmemorativa en las afueras de la Catedral San Miguel Arcángel.


Su hermano Luis Reyes Larios agradeció el gesto y aseguró que monseñor Hipólito siempre será un ejemplo de amor a Dios y al prójimo.

Recordó que este domingo, como familiares de monseñor Hipólito fueron invitados por el Arzobispo Jorge Carlos Patrón Wong a la ciudad de Xalapa, en dónde se rememoro la responsabilidad Pastoral de su hermano y en la lápida que cubre sus restos mortales en catedral se escribió una frase de San Agustín que a él le gustaba mucho.

"Sí me asusta lo que soy para vosotros, me consuela lo que soy con vosotros, para vosotros soy Obispo, con vosotros soy cristiano, el primer título comporta un peligro, el segundo me asegura a la salvación".

Puntualizó que está frase lo retrata de cuerpo entero, pues ambas cosas las intento cumplir cabalmente, pues fue un hombre apasionadamente consagrado a su ministerio y muy cercano a toda la gente.

A nombre de sus hermanos dijo sentirse sumamente agradecido, primeramente con Dios por haber escogido a su hermano para servir como primer obispo de la Diócesis de Orizaba y cuarto Arzobispo de la Arquidiócesis de Xalapa y por el gesto de develar una placa y nombrar a un callejón del corazón de la ciudad, con su nombre.

"Orizaba ha sido bendecida con ciudadanos de bien como ustedes y como monseñor Hipólito que siempre será un ejemplo de amor a Dios y al prójimo, muchísimas gracias por ese detalle, gracias les da toda la familia".

Eduardo Cervantes Merino, Obispo de la Diócesis de Orizaba, agradeció está expresión de gratitud y reconocimiento a Don Hipólito Reyes Larios, quien fungió como primer Obispo de Orizaba.

"Monseñor Hipólito Reyes Larios sin duda siempre vivirá en la memoria y el corazón de manera muy particular de sus familiares y amigos más cercanos, pero también ha dejado y seguirá la huella particular en los sacerdotes, las comunidades cristianas de la ciudad de Orizaba y todas las parroquias que configuran nuestro territorio diocesano".

Dejó en claro que este gesto, es un memorial a un pastor que animado por el espíritu del Señor, impulsó a la comunidad a vivir los valores del evangelio animándolos a mirar la meta de su vida, qué es el cielo.

"Y lo hizo con alegría con optimismo con corazón limpio con la palabra amable y la fe puesta en el Señor. Mi gratitud a nombre de la comunidad cristiana por este signo por este gesto por esa placa en el que reconocemos al primer pastor del este pueblo de Dios que peregrina en esta iglesia de Orizaba. Ésto es un testimonio de quién se encontró con el Señor y decidió seguirlo en todas las circunstancias con alegría y entrega, que descanse en paz".

El alcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez Francos Francos, señaló que por fortuna Monseñor Hipólito tuvo la oportunidad de crear la Diócesis de Orizaba, y aseguró que cubrió con altos resultados todas las áreas qué abarca esta Diócesis, qué es digna, fabril y es urbana.

"Lo hizo con excelentes resultados, fue una persona sencilla, creadora y protectora, gente de bien que necesita México, ojalá hubiera muchos como nuestro Monseñor Hipólito".

Reveló que esté importante callejón asentado en el corazón de la Pluviosilla, a partir de este lunes llevará su nombre: "Callejón Monseñor Hipólito Reyes Larios primer obispo de Orizaba y cuarto Arzobispo de Xalapa".

Es de señalar que en esta conmemoración estuvo presente: Prudencio Reyes Larios, Luis Reyes y Guadalupe Reyes, hermanos de Monseñor Hipólito, así como Jorge David Reyes Vera, sobrino de Monseñor y director general de la Universidad del Golfo de México.

Cabe mencionar que el monumento y la placa conmemorativa fueron donados por la familia Reyes Larios, en memoria de quién fuera el primer Obispo de la Diócesis de Orizaba y el cuarto Arzobispo de Xalapa.

 

Compártelo:

Categorías relacionadas:

Salud

Anuncio

Educación

Visitantes