Menu

Lula se impone a Bolsonaro

Brasil viró ayer de nuevo a la izquierda de la mano de Luiz Inácio Lula Da Silva, quien resucitó luego de que intentaron “enterrarlo vivo”, y se declaró listo para gobernar por tercera ocasión al tiempo que, desde México, Andrés Manuel López Obrador se congratulaba por los resultados en el país sudamericano.

Luego de conocer los resultados de la segunda vuelta electoral, que lo consolidaron como el mandatario latinoamericano más longevo con 77 años, Lula da Silva indicó que se acabó la división en su nación y que gobernará para todos por igual a partir del 1 de enero de 2023.

Considero que tuve un proceso de resurrección en la política brasileña. Intentaron enterrarme vivo y ahora estoy aquí para gobernar el país. En una situación muy difícil, pero estoy seguro que con la ayuda de la gente encontraremos una salida y restauraremos la paz”, afirmó.

En conferencia de prensa en el Hotel Intercontinental en São Paulo, en el sureste de Brasil, señaló que los comicios en su país colocaron frente a frente a dos proyectos opuestos, pero que, al final, el gran vencedor es el pueblo brasileño.

Contra el hambre

Lula anunció también un combate frontal contra la desigualdad y el abatimiento de los índices de pobreza y lograr la seguridad alimentaria en todo el territorio brasileño, poniendo como eje central el compromiso con los pequeños productores rurales, responsables de 70 por ciento de los alimentos, y mayores incentivos para fortalecer la economía de las familias del país sudamericano.

Compártelo:

Categorías relacionadas:

Salud

Anuncio

Educación

Visitantes