Menu

Congreso interviene tesorería de San Andrés Tuxtla; tendrán control del presupuesto

 

Por mayoría de diputados de Morena, el Congreso de Veracruz ordenó la intervención directa de la tesorería del municipio de San Andrés Tuxtla por un periodo de dos años. La alcaldesa María Elena Solano no tendrá control del presupuesto, sino la comisión de Vigilancia, a través de un interventor.

La medida, que es violatoria a la autonomía del municipio, no tiene sustento, denunciaron diputados de la oposición, que observaron que la “intervención” se dará en base a denuncias en medios de comunicación.

En la justificación para la intervención, se argumenta que la Comisión de Vigilancia “recibió datos” en el sentido que el Ayuntamiento de San Andrés Tuxtla “puede encontrarse en una situación atípica, inusual y particular” en cuanto al uso de los recursos públicos.

Señalando opacidad en su manejo y el incumplimiento de obligaciones específicas, por lo que, para prevenir un posible daño patrimonial, la comisión valoró imperante y urgente emitir un acuerdo donde la Secretaría de Fiscalización del Congreso realice actos de fiscalización de la Cuenta Pública, lo anterior, sin haber concluido el primer año de ejercicio fiscal.

Los diputados se quejaron que, en un primer intento, se buscó realizar una auditoría, pero se les negó información. Argumentan que esa conducta “abona” a los elementos que sugieren que el Ayuntamiento de San Andrés Tuxtla se conduce con opacidad en el manejo de los recursos, el incumplimiento de sus obligaciones, opera con procesos irregularidades y actos que afectan directamente los servicios que recibe la población.

El Congreso argumentó que “encontraron” que el actual director de Obras Públicas no cumple con los requisitos para ocupar el cargo, “siendo una cuestión que agrava la situación, pues dicho servidor, es el encargo de elaborar, avalar y firmar documentación y gasto en obra, por lo que la falta de título conlleva a razonar que no se garantiza el correcto desempeño de las obligaciones de ley.

Es por lo anterior, que se ordenó la intervención de la tesorería a través de un interventor que será el que hará trabajos de control, vigilancia, y fincamiento de responsabilidades, permitiendo, primero, concretar una auditoría, determinar la omisión y el incumplimiento de las obligaciones a la que haya lugar, así como evaluar y regularizar el gasto público del municipio.

“La persona designada para dicha encomienda, tenga la facultad de ejecutar y supervisar de manera directa, los actos relativos a la tesorería municipal” dice el acuerdo de la comisión de Vigilancia que dice que si solo se supervisa de manera superficial no se logrará el acto de fiscalización.

Los diputados de oposición, PRI y PAN, alertaron del riesgo que ese tipo de acciones implica para las autoridades municipales, pues no descartaron que en breve desde el Congreso local se tome el control de las tesorerías municipales, sin importar el partido político.

Compártelo:

Categorías relacionadas:

Salud

Anuncio

Educación

Visitantes