Menu

Oscar era policía y murió como quería, en cumplimiento de su deber; su familia pide justicia


 El policía Oscar "N", quien murió abatido en el municipio de Córdoba, era originario de Banderilla, con su salario sostenía a dos familias, y aunque su madre le pedía que abandonara la labor, la respuesta del uniformado era “moriré en el cumplimiento de mi deber”.


Oscar "N" tenía 55 años de edad, y 25 años al servicio de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal; de él dependían la familia conformada con su esposa y sus hijos; además de su mamá y su hermana, por lo que ahora se quedan en el desamparo económico cinco miembros.

Alrededor de las 13:00 horas de este miércoles arribaron los restos del oficial Oscar "N" adentro de un ataúd de madera al municipio de Banderilla, los cuales fueron recibidos por su familia que miraban incrédulos la carroza al momento de su llegada.

La familia exigió al gobierno de Veracruz y a la Fiscalía General del Estado (FGE) que detengan a los presuntos culpables del asesinato de Oscar.

“Que se haga justicia y que nos ayuden porque finalmente mi hermano murió sirviendo a la patria, murió en la trinchera cómo lo juro en su decálogo de policía, dijo: Voy a Servir y así fue, murió en la lucha”, exclamaron.

Las mujeres dispusieron de un espacio en el interior de la casa para velar el cuerpo de Oscar dentro del féretro, con cuatro cirios, una fotografía de él y un cuadro de la virgen de Guadalupe.

Maggie la hermana del finado expresó que desde la adolescencia Oscar soñaba con ser policía, “desde pequeño quería serlo, y con gusto, con mucha alegría hasta sus 55 años. Siempre decía: Me voy, no sé si regreso. Con mucho dolor, con el corazón de mi madre que no lo dejen así, que le den seguimiento, que esa persona comprenda que hizo mucho daño”.

La familiar explicó que en la mañana del miércoles se enfrentaron al problema de la carencia económica, de no tener dinero para la adquisición de un féretro, pagar la misa a la iglesia católica, el espacio del panteón municipal y comprar café y pan que ofrecer a los acompañantes.

“Le decíamos ¡Hermano deja eso de la policía! Nos contestaba ¡A mí me gusta, y además con este trabajo mantengo a mi familia! Esas personas que hicieron daño dejaron a una madre sin un hijo; a una esposa sin marido; a unos hijos sin padre. No hay recursos, tenemos que ver de dónde sacamos dinero”

Finalmente la familia expresó que en la misa de cuerpo presente pedirán a Dios que el asesinato de Oscar N sirva que los presuntos culpables se arrepientan y conozcan el camino del bien, que rectifiquen el daño que hacen a las familias cada vez que asesinan.

“No podemos creerlo, le pido a Dios fortaleza para mi cuñada, mi madre, mis sobrinos, y que la persona que haya hecho esto enmiende su camino, no le deseo mal, que se acerque a Dios, esas personas no conocen a Dios. Oro este día con dolor para que mi hermano llegué al cielo y que mi hermano sea el instrumento para que esa persona conozca a Dios”.

Cabe mencionar que el martes alrededor de las 14:00 horas fueron localizados dos policías estatales, quienes se encontraban secuestrados en la colonia Federal, en el municipio de Córdoba.

Los policías habían sido encontrados muertos en una camioneta rumbo a La Luz Palotal y cerca del kilómetro 14, rumbo a Chocamán, respectivamente; uno de los policías abatidos, era Oscar N originario de Banderilla -municipio conurbado con Xalapa-.

 

Compártelo:

Categorías relacionadas:

Salud

Anuncio

Educación

Visitantes